Huella social

“El reto de trabajar con marcas veganas es conocer muy bien lo que implica el veganismo para no cometer errores de bulto”

Written by
Ángel Gallego
Senior Consultant

 

Periodista especializada en veganismo, viajes y televisión, pero sobre todo activista en defensa de los derechos de los animales. Elisa Blanco es autora de guías de viajes y fundadora de una de las webs de referencia del mundo veggie: Madrid Vegano. Con motivo del lanzamiento de su última obra, hemos charlado con ella para conocer cuál es su visión sobre un futuro que necesita ser cada vez más respetuoso con el planeta.

‘Viaja Vegano’ es un libro cuyo título habla por sí solo. Es una guía para moverse por el mundo respetando a otras culturas, el planeta y a los animales. ¿Qué pesa más tu vertiente vegana o tu pasión viajera?

Creo que una cosa no excluye la otra y la prueba clara es el libro. Pero, el veganismo está en un nivel superior, es una lucha contra una opresión y yo me considero ante todo activista. Eso sí, soy una activista a la que le apasiona viajar y conocer el mundo.

¿Cómo afecta la experiencia de viajar a una conciencia comprometida con el medio ambiente? En otras palabras, ¿nos movemos en avión o mejor no?

Se puede viajar en avión, siempre analizando la frecuencia y si no existen otras alternativas menos contaminantes (y también colectivas) como el tren. Las aerolíneas están trabajando para compensar la huella que dejan y también para funcionar con combustibles menos contaminantes. Pero, ojo, dejar de comer carne es un método más efectivo para reducir la contaminación que dejar de viajar en avión.

¿Cuáles son las ciudades más veggie-friendly que conoces? ¿Hay algún país que sea el paraíso terrenal para los veganos?

En Europa, Berlín es una maravilla y el tema del veganismo está en todas partes y a todos los niveles. Londres tampoco está nada mal. En Estados Unidos, Nueva York y Los Ángeles están siempre a la vanguardia. No creo que exista un país idílico para las personas veganas porque en todos existen tradiciones y lugares donde se perpetúa el uso y maltrato a los animales.

En tu libro hay un capítulo que me ha llamado la atención: “Dormir veggie”. El gran público sabe de la existencia de restaurantes veganos, pero ¿cómo son los hostales u hoteles veganos?

Pues son lugares que basan sus servicios en evitar el uso de animales en toda su extensión. Es decir, ofrecen comida 100 % vegetal; no decoran con pieles, seda o plumas; sus productos de higiene son veganos y cruelty-free y no ofertan actividades en las que se utilizan animales. Suelen admitir perros, ser ecológicos y acostumbran a trabajar con productores y artesanos.

Cuéntanos cómo es viajar vegano por España. ¿Cómo es parar en Burgos y privarte de su morcilla o en Ávila y no probar sus patatas revolconas con torreznos?

Cada vez es más sencillo y en esto ayudan las opciones veganas en grandes cadenas de comida rápida. No siento que me prive de nada, simplemente he elegido no comerme a otros animales. Para mí la morcilla y los torreznos son partes del cuerpo de un cerdo. Precisamente en Burgos hay un restaurante vegano, cerca de la catedral, desde hace décadas y es un lugar estupendo para comer.

Volvamos a Madrid. En 2015 fundaste Madrid Vegano, un referente de todo lo relacionado con el veganismo. ¿Cómo ha evolucionado la oferta veggie en la capital?

En 2015 noté que el tema del veganismo se movía y que se iban sumando nuevas propuestas y a partir de ahí, madridvegano.es se convirtió en una realidad. 2016 y 2017 fueron años muy buenos y después han seguido abriendo restaurantes, bares, cafeterías y tiendas veganas en toda la Comunidad de Madrid. Debido al Covid, algunos cerraron y en este momento llegan ofertas nuevas y otras se despiden. Es una etapa de reajuste y de ver qué funciona o no. Parece que son los restaurantes veganos los que lo tienen más “fácil”. Ahora existen más de 50 en toda la Comunidad.

Como conocedora de las marcas más inspiradoras en el mundo vegano, ¿te consta que trabajen con consultoras de comunicación y relaciones públicas como Archetype? ¿Qué puede aportar nuestra profesión a la causa “Go Vegan”?

Sí, las marcas referentes en productos veganos y también algunas más pequeñas trabajan con agencias y consultoras de comunicación. Heura es un ejemplo de excelente comunicación en España y Beyond Meat acaba de fichar a Kim Kardashian como “consultora de gusto” con eso lo digo todo. El reto de agencias y consultoras, que no sean veganas que también las hay veganas, es conocer muy bien lo que implica el veganismo porque si no se cometen errores de bulto. Aportar, podéis aportar mucho, por ejemplo, ayudar a que se comprenda el porqué de los negocios y productos veganos mostrando lo que hacen y cómo. Hay un gran porcentaje de la población que no lo tiene claro, a la que hay que comunicar más y mejor que es eso de vegano.

Personalmente, aunque no soy vegano, he de decir que el libro me ha encantado. ¿Era tu voluntad escribir una guía para todos los públicos?

Al final todos vivimos en el mismo planeta y el libro es una llamada a la esperanza desde la consciencia buscando repensar nuestra relación con el resto de los animales, con el planeta y con las personas que viven en los destinos a los que viajamos. “Viaja vegano” quiere impactar positivamente en quienes no sois veganos y ayudar a quienes ya lo son.

Written by
Ángel Gallego
Senior Consultant